28-sep-2016 9:09:00

Tips PromoCasa: Concreta la venta de tu propiedad

Andrea Sánchez

Blogger
Andrea Sánchez

Recibe los mejores tips de la industria en tu inbox

Recomienda y gana más con PromoCasa, gana hasta $12,000 pesos extras

Cuando se cuenta con la fortuna de tener una propiedad en nuestro poder, sabemos que el mejor uso de la misma puede variar dependiendo de cada persona y sus necesidades. Factores como su situación financiera, edad, el ritmo de vida que tenga o su ocupación, por ejemplo, pueden determinar el destino que el inmueble tomará.

Si tú pasas por esto y no habitas el inmueble, no lo rentas y/o francamente no lo percibes como el protagonista de planes sólidos a largo plazo, puede pasar por tu mente la opción de venderla… Y, ¿por qué no? Sí, puede considerarse un riesgo dado que pierdes parte de tu patrimonio, aunque, en cambio, puede convertirse en una importante entrada de dinero que puede derivar en una casa más grande o que se irá directo a tus ahorros.

Esta entrada va dedicada para aquellos que ya tomaron la decisión de poner en venta alguna propiedad. Lee a continuación algunos tips que te damos para lograr que la venta de tu bien inmueble se concrete mejor y más rápidamente.

Valor

Antes que cualquier otra cosa, debes determinar el valor de tu casa dentro del mercado. Puedes llevarlo a cabo con ayuda de profesionales capacitados, con alguna agencia inmobiliaria, o bien, hacerlo tú mismo(a) tomando como referencia precios de propiedades similares a la tuya. Considera siempre la extensión de la propiedad, la zona, el número de habitaciones (recámaras, baños), las amenidades, si cuenta o no con estacionamiento, vigilancia. Los precios que tomes como referencia deben ser recientes.

Documentación

Los expertos recomiendan revisar que toda la documentación de la propiedad esté en orden. Puede ser complicado en casos en los que se trate de algún inmueble que no sea realmente propiedad de quien quiere disponer de él, como sucede con propiedades heredadas en donde los trámites de sucesión del bien pueden extenderse demasiado. Ahora bien, si cuentas ya con tus documentos, no pierdas atención a los pequeños detalles, ya que errores aparentemente minúsculos como imprecisiones en fechas, nombres o direcciones pueden hacerte perder valioso tiempo.

*A saber: la documentación que debes tener en tu poder consta de título de propiedad o escritura inscrita en el Registro Público de la Propiedad, recibos de agua y predial al corriente, así como de teléfono, luz, gas y demás servicios adicionales contratados, identificación oficial y un mapa que facilite la localización del inmueble en cuestión.

Gastos adicionales

Establecer el valor de tu propiedad, lo que mencionábamos en el primer apartado, no quiere decir que sea ésa la suma neta que recibirás por el inmueble. Considera también todo el derroche que se hará durante el camino a cerrar esta transacción; gastos como el pago al notario, a abogados, a agentes, contadores y demás personal que te apoye a lo largo de este proceso, por ejemplo. Aquí también entran las reparaciones y mejorías que haya que atender antes de entregar el inmueble a su nuevo propietario.

Apariencia

Recuerda que la primera imagen es la que cuenta, y tu casa o departamento debe lucir de la mejor manera para cautivar a los posibles compradores que la visiten. El aseo en patio, baños y cocina deben ser prioridad. Cuida muy de cerca la limpieza de cada rincón de cada una de las habitaciones, y dispón los espacios de modo que les favorezca. Si el lugar se encuentra deshabitado puedes acondicionar las ventanas para que los interiores reciban mucha más luz y haya mejor ventilación; si el lugar está amueblado, busca una decoración linda que impresione a los visitantes.

Sinceridad

Es claro que tu prioridad es encontrar con urgencia al mejor dueño para el lugar que tienes a la venta, pero eso no justificará que ocultes o tergiverses información que a ello respecte. Sé franco con los potenciales compradores y háblales con honestidad de las fallas que pudiera tener el lugar. Esto no tiene por qué ser particularmente malo, ya que las personas con las que trates agradecerán el diálogo y pueden incluso tomar tu actitud como un voto de confianza. En este punto entra también lo positivo: así como te aconsejamos hablar de las desventajas del lugar, señala los múltiples beneficios que sus próximos inquilinos pueden encontrar.

 

Los espacios para anunciar asuntos como éste son cada vez mayores. Toma muchas fotos del lugar para que sirvan como testigos, prepara una descripción y acércate con los asesores para que juntos den con la mejor estrategia y medio para dar a conocer los datos de tu propiedad de acuerdo con la oferta y la demanda de la zona.