14-abr-2016 14:43:23

Tips para comprar casa

4 preguntas que debes hacerte antes de comprar o seguir rentando una casa

PromoCasa

Blogger
PromoCasa

Recibe los mejores tips de la industria en tu inbox

Recomienda y gana más con PromoCasa, gana hasta $12,000 pesos extras

¿Comprar o rentar casa? Esta es una pregunta que todo ser humano se hace llegado a cierta etapa de su vida. La casa es el espacio de seguridad, que como lo diría Maslow, corresponde al primer escalón de la pirámide de las necesidades del ser humano. Por otra parte rentar un espacio se percibe como una pérdida de dinero cuando este podría ser utilizado para apropiarse del lugar. Pero no siempre se está en el momento de comprar un inmueble. Hay que profundizar en las verdaderas razones por las cuales queremos hacerlo, y reconocer nuestras condiciones.

Las siguientes preguntas pueden ayudar a clarificar si es una buena idea comprar o continuar rentando casa.

¿Cómo me veo en el futuro?

Esta pregunta desemboca en muchas otras: dónde crees que vas a vivir, con quién te ves acompañado, hay un impulso por querer formar una familia, tu profesión te está llevando a obtener cada vez más responsabilidades, y hasta es posible que te exija movilidad. Una vez que tienes dibujado el escenario de tu futuro puedes empezar a reconocer si estás en el mejor momento para comprometerte a comprar una casa.

¿Conozco la zona donde vivo y me siento “como en casa”?

Las colonias y las ciudades cambian con el paso del tiempo, muchas veces es difícil reconocer cómo será ese mismo lugar que habitas, si mantendrá su calidad en las calles, jardineras, parques, si continuará la misma dinámica entre vecinos. Por eso la renta resulta en una prueba, sobre todo si se está rentando en la misma colonia donde puede interesar la compra del inmueble. Mejor aun si es posible tener la posibilidad de rentar con opción a compra.

¿Qué tan realista es obtener un crédito de acuerdo con mis finanzas?

Una deuda forzada siempre es motivo de preocupación e incomodidad más que de alegría, por muy increíble que esté la casa. La compra de un inmueble no se trata de solo gastar en el precio del espacio, también significa que habrá otros pagos que realizar para poder hacer propio ese espacio. Por lo cual antes de planear de acuerdo a un monto estimado habría que enumerar todos los pagos que deben hacerse y compararlos con las finanzas personales. Tampoco se trata de vivir al ras y dejar de disfrutar de los pequeños placeres que son parte del día, ya que son los que nos ayudan a trabajar con ánimo y continuar.

¿Puedo mantener un inmueble en buenas condiciones?

Un inmueble se va devaluando exactamente en el momento en que termina de construirse. Además de que necesita una inversión de tiempo y dinero. El uso del espacio siempre genera algún desgaste o quiebre, por lo que es necesario siempre estarle invirtiendo para que no descienda el precio que se está pagando por él. También sucede que podría haber alguna repercusión en el clima que desgaste las condiciones del lugar. Por lo que podrían ser necesarios algunos arreglos y una inversión para mantener el inmueble siempre en las mejores condiciones. En este caso también es importante resaltar que si se está rentando una casa, los gastos de reparación corren por cuenta del propietario, lo que puede ser una ventaja para aquel que no tenga el presupuesto de corregir los daños hechos por los imprevistos, y no solo eso, sino también todos los mantenimientos necesarios.

Tener una casa se vuelve una responsabilidad mayor ya que no puedes darte el lujo de olvidarte de todo lo que va surgiendo para mantenerla, y que no pierda su valor. Cambios en el tipo de suelo, devaluación de la zona donde se encuentra, daños a la estructura, todos los factores anteriores son una preocupación que interesa al propietario mientras que quien renta siempre tiene la opción de cambiar de inmueble cuando haya finalizado el contrato.

También sucede que el mismo inmueble puede tender a un aumento de su valor, si adquieres una casa en una zona que comienza a desarrollarse, y de pronto despunta el crecimiento de esa ciudad hacia donde se encuentra la casa que compraste, el valor del inmueble incrementa, por lo que también puedes llevarte grandes sorpresas después de haber tomado la difícil decisión de compra.

Al final todo depende del momento en el que te encuentras, tus condiciones económicas, y tener una idea de aquello que deseas para el futuro.