Spread the love

Los inmuebles no solo te permiten forjar un patrimonio con el que tu familia pueda contar por el resto de sus vidas. Sino que también representan una buena forma de invertir con altos rendimientos y bajos niveles de riesgo. Sin embargo, para que los beneficios sean cuantiosos se ha de considerar un factor imprescindible: la plusvalía. Por si aún no lo sabes, la plusvalía refiere al aumento del valor de un terreno o bien inmueble a través del tiempo. Y aunque este monto podría variar en función de diversos elementos, por lo general suele conservar cierta permanencia, pues la tierra no desaparece y muy rara vez pierde su valor. Pero sí que se ve influenciado por factores externos. Por eso, en esta ocasión queremos comentarte más sobre cómo funciona la plusvalía como beneficio. Sobre todo a nivel de un terreno comercial sin obra.

Qué factores inciden sobre la plusvalía

Aunque no es posible prever con exactitud cuáles son las zonas que tomarán mayor valor en el futuro y cuánto tiempo tomará duplicar sus rendimientos, sí es posible establecer una serie de parámetros que permitan guiar tu compra. A fin de que inviertas en el inmueble más competitivo. Para ello, tendrás que considerar los siguientes factores antes de la compra final:

La ubicación

Si el inmueble que piensas comprar se encuentra en una zona dotada con todos los servicios básicos y los mismos funcionan con total normalidad, y además, el área cuenta con atractivos (gimnasio, jardín, alberca…) en un ambiente tranquilo con establecimientos cercanos (escuelas, supermercados, oficinas, tiendas…), es muy posible que el bien inmueble aumente su valor en un par de años. Pues la zona se volverá más urbanizada, todos querrán comprar y vivir en ella. Caso contrario a si optas por un inmueble en una zona tranquila y silenciosa, pero ubicada en un área desolada donde difícilmente circulan las vías de transporte, y la distancia con los establecimientos primarios es muy amplia. Por eso, la ubicación es fundamental cuando se trata de inmuebles y plusvalía.

La accesibilidad

¿Puedes tomar una pecera o un metro con facilidad para llegar hasta tu terreno comercial? ¿Hay líneas de taxi que circulen por el área o que cubran ese destino? Ambas preguntas deberían tener respuestas positivas para asegurar que el inmueble podría duplicar su valor en un par de años. Así que tendrás que verificar que existan vías de comunicación que hagan accesible tu área. Es decir, peceras, metros, taxis o cualquier otra vía de transporte que atienda la zona sin mayores dificultades. Además de ello, tendrás que calcular el gasto en transporte. Para esto, saca las cuentas de cuán elevada es la tasa a pagar para llegar hacia tu destino, o si bien necesitas tomar más de un transporte. Esto aplica también a un terreno comercial sin obra, no querrás invertir en una zona donde el transporte no circula.

Los servicios

En primer lugar, revisa el suministro de los servicios. Para esto, lo más recomendable es que preguntes a los vecinos sobre el abasto de agua, drenaje y luz. Y en caso de que te comenten que son servicios de mala calidad en la zona, es mejor buscar otro terreno comercial para invertir.

Planes de desarrollo

Para finalizar, ya que estamos hablando sobre un terreno comercial sin obra, es prudente conocer qué planes de desarrollo se han pensado para el futuro. Por ejemplo, quizás en este momento se está trabajando por una línea de transporte que solo cubra el área. O también hay inversionistas que están construyendo centros comerciales alrededor. La idea es que te cerciores de que la zona recibirá tráfico, pero tampoco tanto porque sería imposible circular por ella.

Entonces, ¿La plusvalía también crece para un terreno comercial sin obra?

¡SÍ! Siempre y cuando el terreno comercial esté ubicado en una zona atractiva, con una prestación de servicios óptima, con establecimientos cercanos y con afluencia, pero sin cierre por excesivo tráfico, claro que la plusvalía (beneficios) crecerá. Recuerda los factores que te mencionamos anteriormente, la plusvalía no se define por cuántos locales comerciales tengas construidos en tu terreno (aportan números, pero no son la base). El entorno suele influir mucho más, ya que ningún inversionista comprará el más bonito y limpio terreno comercial en una zona desolada, silenciosa y sin tránsito alguno.

La plusvalía es un elemento que brindará ganancias siempre que se tome una decisión de compra acertada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow Us on Instagram