Spread the love

En la República Mexicana se encuentran detenidas las inversiones en la industria inmobiliaria en por lo menos un 35%. Esto, a consecuencia de las nuevas reformas gubernamentales que esperan ser adoptadas por el nuevo gobierno que ha tomado posesión. Por lo que se está a la espera de que sea redefinida la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Así fue expresado por Alejandro Kuri Pheres, presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI). Por ello, estas inversiones que representan más del 14% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, están a la espera para detonar. Y corresponden a inversiones del mercado no habitacional. Es decir, oficinas, centros comerciales, naves industriales, parques, y otros complejos inmobiliarios de la misma índole.

Estas inversiones están ligadas al proceso electoral

El pasado 1º de julio del presente año, se llevó a cabo el proceso electoral que definió al nuevo gobernador de la República Mexicana. Y con este cambio de gobierno, las inversiones de cualquier sector debían detenerse, no en su totalidad, pero sí en aquellas industrias que dependieran directamente de las políticas gubernamentales. Tal es el caso del sector de bienes raíces, ya que estas inversiones sí están ligadas directamente al proceso electoral y a la firma del TLCAN. Y por eso, tales inversiones se encontraban en ͚stand by͛ hasta concretarse si irían o no hacia adelante. Es decir, si habría una nueva definición o se cancelarían. Esta información también fue expresada por Kuri Pheres. Por esa misma razón, se exhortó a la delegación norteamericana a cargo de la discusión del acuerdo comercial, que se pausara la renegociación del TLCAN mientras se definiese el nuevo gobierno mexicano. Así como el nuevo congreso en los Estados Unidos. Todo esto, a fin de favorecer y cuidar los intereses tanto de las inversiones nacionales como de las futuras inversiones extranjeras.

Reforma del artículo 27 constitucional

Del mismo modo, el representante oficial de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), sugirió la importancia de reformar el artículo 27 constitucional donde se especificaban las limitaciones para la adquisición inmobiliaria de extranjeros en algunas zonas del país mexicano. Y es que Kuri Pheres, argumentó que al eliminar tales restricciones se detonarían las inversiones extranjeras. Más que todo en sitios turísticos, fronteras y en centros históricos. Dando paso al crecimiento del sector turismo en el país, y forjando nuevas alianzas estratégicas que beneficiarían a ambas naciones.

Se busca afianzar la inversión en los Centros Históricos

La finalidad de todo esto es lograr nuevamente vida nocturna en algunas zonas del país, levantar restaurantes y lugares de entretenimiento. Así como realizar mejoras de infraestructura en calles, banqueta, alumbrado público, etc. En fin, hacer renacer las zonas mexicanas que por alguna razón han sido descuidadas. Sobre todo los centros históricos, donde la esencia de la cultura mexicana no está siendo impartida al gran número de visitantes como se acostumbraba hace un par de años. De allí, que a través del nuevo TLCAN se busque fomentar a las autoridades estatales, federales, locales e inversionistas privados, para inyectar capital en los Centros Históricos. Y de esta forma, lograr revertir el efecto desocupacional. Tal como se ha logrado en el Centro Histórico de Mazatlán y en el de la Ciudad de México. Ya que gracias a la intervención integral se logró duplicar el valor de los inmuebles que allí se encuentran construidos. Y este objetivo se consiguió en no más de tres años.

La definición del nuevo TLCAN ya está próxima

Aun cuando se han llevado a cabo varias reuniones donde las partes (México – Estados Unidos) han expuesto sus planes de negocios, hasta ahora no se ha oficializado que exista un total acuerdo entre el plan de ambos países.
Por lo que aún se está a la espera de los resultados que arrojarían las reuniones acontecidas durante el mes de agosto. En ellas, el gobierno mexicano saliente pudo haber expresado sus ideas de negocios. A esperas de que el 1º de diciembre el presidente electo tome posesión del estado mexicano y pueda continuar el tratado. Y aun cuando la resolución del TLCAN podría estar lista para las próximas semanas, sabemos que el tiempo legal da a los mandatarios un margen hasta febrero del 2019 para concretar todos los puntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow Us on Instagram